en busca del lugar en que murió Pasolini

Y te vas encontrando a gente, en busca del lugar en que murió Pasolini.  Y se escucha la canción de nuevo, que maravilla, que gustazo.
Y te vas encontrando a gente... Ayer conocí a Laura, aunque ya la conocía sin conocerla, vamos, que la veía venir.  La primera ocasión en la que coincidimos sin coincidir fue en primero de carrera, en la clase de historia del arte que impartía el señor Antón Castro. Ella siempre interpelaba al capitán con ese convencimiento tan típico de la juventud, tan del Mayo Francés. Algunos, en silencio porque supongo la temían, la tachaban de "chulita". Pero bendita sea aquella persona que se atreva a dudar, a preguntar... por desgracia, a la gente aun le molesta que una clase se alargue más de la cuenta. Yo interrumpí sólo un vez al capitán, recuerdo que le pregunté la relación de Platón con la poesía... también recuerdo que lo hice con miedo y comedimiento, el foro podía tacharme de cualquier cosa... Antón no supo contestar o no quiso y yo pensé que mi pregunta no era tan importante y de hecho no lo era. Antón siempre intentaba velar por nuestro futuro artístico -de buena fe- con frases como "hoy en día, para ser artista, es mejor saber inglés que saber pintar". Y quizás no se equivocara tanto porque, para él, ser artista consistía en formar parte  del star system  o, como solía decir, "la primera división". Ayer, Laura y yo, coincidimos en que el cerebro, el hombre, la evolución y, como no, el arte, tienen mucho que ver con las emociones y sólo un poco con el inglés ;) También hablamos de la dopamina y como el ser humano fundamenta su vida en la búsqueda del placer, la recompensa de todo acto humano, y eso nos llevó al otro lado, al dolor, al mal entendimiento de éste que se produce en occidente y las relaciones sádicas entre seres humanos, eso nos llevó a Buda, al Tibet,  y así, viajando juntos, consumimos un auténtico placer de tarde.  
Y te vas encontrando gente y vas haciendo camino, exprimiendo el momento, cuidándote del deseo de arrancar una flor o echar raíces, nómada, contemplativo, en cualquier caso, motarra.




 

3 comentarios:

toysareme dijo...

Está claro que con sólo inglés pero sin saber nada de arte, pos vas a hacer la nada, o quizás sí, formar parte de esa star system, pero lo que sí es cierto es que el ingles no deja de ser una manera de comunicarse, bastante extendida. Eso te facilita poderte comunicar con gente de otras culturas y por tanto con conocimientos y experiencias que pueden aportar muchas cosas. cuántas veces conoces a algún guiri que es muy interesante con vivencias enriquecedoras con el que te ves limitado a la hora de la comunicación.
A nuestro profe lo que le fallaba era sus ganas y ansias de esconder algo que lleva en su sangre: su educación y su empezar desde cero, desde la nada con todo lo que ello implica a nivel social y lo que implica a nivel psicológico: la inseguridad... Su cuerpo musculado tardiamente, sus nuevos implantes capilares, la mujer exótica.... sin embargo, a pesar de todos sus fallos y sus ignorancias yo le tengo cariño. Cuando hablaba con él a solas todo eso desaparecía, y podía "entablar" una conversación más normal. Pero cuando esa necesidad de alardear o de tapar sus inseguridades resurgían, mi mente gritaba noooooooooooo y una oleada de vergüenza ajena me hacía ruborizarme y sentía la necesidad de esconderme debajo de la tierra.
Así somos. si tapamos lo que somos creo que se nota más, mientras que si admites lo que eres y tratas de llevarlo lo mejor que puedes, creo que la vida te tratará mucho mejor simplemente por el hecho de que eres transparente y no tienes dobles caras....
Menuda parrafada existencial....jejeje. Algún día lo discutiremos Laura tu y yo.... De todos modos eso fue hace muchos años; quizá lo esté idealizando todo, aunque intuyo que algo de verdad hay en lo que he escrito.
Bicos!!

esther taboada dijo...

Ayer me dijo Rosa que el hermano de Noela estaba por Barna, como yo. Que mirase su blog, que valía la pena y que a lo mejor algún día nos encontrábamos por el faranduleo de los artistas. Tenía el recuerdo de instituto de un chaval que hablaba de filosofía sin quizás saberlo, tal vez en la playa o en los pasillos de Zalaeta. Fueron pocos encuentros, puede ser que escondidos entre miles de recuerdos.
Me ha parecido muy interesante tu trabajo, me gusta especialmente tu música.
También tengo un blog, pero no lo actualizo mucho, aunque lo tendría que hacer más. Si le quieres echar un vistazo:
www.elparamonaranja.blogspot.com

Por cierto, yo si que hablo inglés ;-), pero todavía no he llegado al "Star System", jajaja

Saudiños

Esther Taboada

Anónimo dijo...

Que grande exprimir los momentos tal limonada!!!lo curioso es que bien antes,durante, o despues acabas echandole ázucar o mejor dicho..."sugar".Y mi duda es:¿naturalmente somos golosos?o mas bien ¿nos hemos hecho golosos por naturaleza?

...ya en Africa,bueno mas bien el el tercer peñasco a mano izquierda.

MIL BICAZOS PEQUEÑO!!!

Papafrita y su habitual mascota; el toro Venancio.